"¡#REVOLUCIÓNCULTURAL! La Hispaña"

Arte // Opinión // Naturaleza


Es un busto íbero tallado entre los siglos V y IV a.C, es de piedra caliza. Pesa alrededor de unos 65 kg, y tiene una altura de 56 cm. Actualmente se puede visitar en el Museo Arqueológico Nacional.

La valiosa pieza fue encontrada cerca de Elche, en una pequeña colina o montículo, que fue un asentamiento íbero, llamado Helike. Un miércoles, concretamente el 4 de agosto de 1897, un niño de 14, Manuel Campello, mientras trabajaba en el campo, descubrió una piedra, tras escabar el terreno descubrío el rostro. Según el estudio de muchos expertos, se cree que el busto estaba perfectamente colocado para su conservación.

El 11 de Agosto de 1897, llegó a España Pierre Paris, un conocido arqueólogo francés, al que le fue vendida la Dama de Elche por unos 4.000 francos, unos 600 euros actuales. Tras un intercambio de obras de arte con el gobierno francés, España recuperó a la Dama de Elche. Primeramente fue expuesta en el Museo del Prado, pero en el año 1971, fue trasladada a su ubicación actual.

Su indumentaria es totalmente ibérica, lleva una capa azul de fino hilo, una mantilla sostenida por una peineta. Esa mantilla era rojiza, estos datos se conocen puesto que quedan diminutos restos de pigmentos. Las joyas que exhibe son propias de los íberos, una especie de ruedas que cubren sus orejas, donde cuelgan unas cadenas, sujetas a una especie de tela que situada en la frente. También lleva una especie de collares, donde se descubrió hace relativamente poco tiempo, restos de pan de oro.
Publicar un comentario