"¡#REVOLUCIÓNCULTURAL! La Hispaña"

Arte // Opinión // Naturaleza

Constantinopla, 1799, Thomas Bruce, conocido popularmente cómo Lord Elgin, ascendió al puesto de embajador de Inglaterra en el Imperio Turco, cargo que le permitió acceder al patrimonio griego. En aquellos momentos Grecia, no era considerado un país, estaba gobernada por el Imperio Turco.

En un primer momento, la intención de Elgin, era la de documentar las piezas del Paretenón, pero en 1801, empezó a sustraer los materiales del Partenón. Elgin decidió eliminar los capiteles y metopas de las piezas para facilitar el viaje hasta Inglaterra. Ya en 1812, se finalizó el total traslado de una cantidad considerable de piezas del Partenón. Finalmente, Elgin vendió al Gobierno Británico todas las piezas por 35.000 libras.

En los Siglos XVII y XVIII, el expolio que desarrollaban las dos grandes potencias europeas, Francia y Reino Unido, llegaba a límites insospechados, es por ello que halla extensas colecciones de arte egipcio, griego y romano en Museos cómo el Louvre o el British Museum. Estas prácticas son realmente devastadoras, porqué descontextualizan las obras de arte extrayéndolas de sus verdaderos lugares de origen que es donde deberían estar.

Muchos hablan del posible daño que sufrirían estas obras si se llevasen a su lugar de origen. Reconozco que puede llegar a ser un argumento de peso, pero el arte no puede ser sacado del lugar donde fue originado, porqué ahí está la verdadera esencia de cada obra.
Publicar un comentario