"¡#REVOLUCIÓNCULTURAL! La Hispaña"

Arte // Opinión // Naturaleza


Paul Cézanne nace en Aix-en-Provence, Francia, en 1839. Comenzó sus estudios en el colegio Bourbon de su ciudad natal, más tarde proseguiría en la escuela de dibujo. Se matriculó en la facultad de Derecho, pero comprendió que su verdadera pasión era la pintura.

Instaló su estudio de pintura en la casa de campo de su padre, hasta que en 1861, junto con Émile Zola, un amigo de su escuela, se trasladó a vivir a París, donde se inscribió en la academia Suiza, y donde conoció a Caravaggio y Velázquez, que transformarían su estilo pictórico.

Frustrado, vuelve a su pueblo natal donde acepta un puesto en el banco de su padre, pero en 1862 vuelve a París donde conoce a Pisarro, que hace que pegue un giro radical a su estilo, empleando tonos más sombríos y empastados.

En 1886, el Salón de Otoño, rechaza su obra, algo que se repetiría hasta el final de sus días. Por aquellos días, conoció Hortense Fiquet, con la que tuvo un hijo, con quién se trasladaría a vivir a L'Estaque, donde retrató miles de paisajes y bodegones. En 1872, vuelve a París, donde pinta junto a Pisarro, numerosos paisajes. En 1878, se establece en Provenza.

Rompe su relación con Zola, a raíz de la publicación de un libro de Zola, en el que Cézanne se identifica con uno de los personajes, el pintor fracasado. En 1886, muere su padre, y la vez deja a su esposa y a su hijo, y se recluye en Aix, donde pinta diferentes obras acerca de la montaña Sainte-Victoire.

En 1895, el marchante de arte, Ambroise Vollard, junto con el apoyo de Pisarro y Renoir, organiza una exposición sobre la obra de Cézanne, que le abre las puertas del Salón de los Independientes.

En 1904, el Salón de Otoño, le dedica una sala de forma exclusiva, lo que sería un acontecimiento de verdadera importancia para el devenir de las primeras vanguardias. Muere dos años más tarde en su pueblo natal.
Publicar un comentario